La presunción de inocencia es la hipótesis nula

Estábamos en una clase de estadística y el tema del día era el contraste de hipótesis. El profeso, con una larga experiencia docente y forofo de la estadística, quiso poner un ejemplo llamativo para explicar una cuestión que a priori era poco intuitiva: el criterio para el rechazo de la hipótesis. Puso un ejemplo impactante para granjearse la atención de los alumnos y a la vez dejar claro el concepto.

Así, a bote pronto eso de que la presunción de inocencia se pueda calificar de «hipótesis nula» suena como poco extraño, pero recordemos que se estaba impartiendo una clase.
La sesión versaba sobre el contraste de hipótesis. Cuando en estadística se hace este tipo de estudio se tiene un principio que se tiene establecido, bien porque cierta teoría lo apoya o bien porque está establecido por algún motivo. Luego se tiene una idea alternativa que se plantea como lo novedoso, lo que «rompe» y que será lo que asuma como cierto si como fruto del estudio se desestima lo que antes se daba como cierto. A la primera se le denomina hipótesis nula y a la segunda hipótesis alternativa.

Para realizar un contraste de hipótesis se tiene que tomar una muestra de la población sobre la que existe esa hipótesis a analizar y luego vemos la probabilidad de que la hipótesis nula sea cierta teniendo en cuenta la muestra extraída. Para rechazar la hipótesis nula típicamente tienen que existir evidencias al 90, 95 ó 99 % de que la hipótesis nula es falsa. Ese nivel se define según la importancia de la tema en cuestión.

statistics word cloud on a vintage slate blackboard presented as a digital tablet with a cup of coffee              statistics word cloud on a vintage slate blackboard presented as a digital tablet with a cup of coffee

Ocurre es que en determinadas situaciones el procedimiento estadístico choca con nuestra percepción de la realidad. Si en nuestra vida diaria vemos que algo que vamos a hacer tiene un 80% de probabilidades de estar mal tomaríamos otra opción; mientras que en los contrastes de hipótesis aún teniendo una evidencia al 80 por ciento de que la denominada hipótesis nula no es correcta la seguimos dando por buena. O estamos seguros pongamos por caso al 95 % o si no nos quedamos con lo que teníamos.

Es para poder entender la consistencia del método donde entraba el ejemplo que ponía el profesor. En España y en la mayoría de los países existe la presunción de inocencia. ¿Qué pensaríamos sobre la posibilidad de condenar a alguien a 30 años de prisión si estamos seguros al 80 % de que es culpable? ¿No querríamos estar convencidos como poco al 99 %?

Ese es el concepto, la presunción de inocencia es la hipótesis nula, y para descartarla y adoptar como buena la hipótesis alternativa el juez o el jurado tienen que tener un alto porcentaje de seguridad de que esa persona es culpable. Según el tipo de condena a aplicar puede que hasta el 99 % se quede corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *