Mucha Información

El Síndrome de Diógenes con los Datos

Datos, datos, montón de datos, pero a veces no sabemos qué hacer con ellos. Los “expertos” aconsejan guardarlos cuidadosamente, aunque de momento no les veamos mucha utilidad, en algún momento nos permitirán disfrutar de unas deliciosas jornadas a la ribera de nuestro data-lake.

Hace poco en un taller para emprendedores un empresario que dirige su negocio basado en la web nos contaba su experiencias a lo largo de la vida de su iniciativa. Un asistente le inquirió sobre la cuestión Big Data. Su respuesta no fue entusiasta con el presente de estas tecnologías aunque sí que vislumbraba beneficios en el futuro. Por si acaso en su empresa se guardan los todos los datos.

Unas pocas semanas antes asistía a una sesión del master Executive Analytics y Big Data. El tema del día eran las bases de datos NO relacionales, Cassandra, MongoDB, Neo4j… y ¡¡¡Riak!!! Riak parece estar especialmente diseñada para los analistas de datos con síndrome de Diógenes. Esta base de datos destaca por su rapidez para almacenar datos… muchos datos, montón de datos… los suficientes como para llenar un data-lake e incluso un data-océano… Si no sabes para qué quieres los datos pero estás deseoso de conservarlos todos Riak está hecha para ti.

El profesor que impartía la sesión era un firme partidario de guardar toda la información que puedan llegar a una empresa u organización, lo recalcó en varias ocasiones… ¡estaba profundamente convencido! En estos momentos no tengo criterio para juzgar si le asiste o no la razón, pero no puedo por menos que recordar los tiempos en los que yo era el titular de una empresa de limpiezas traumáticas. A la misma llegaron varios pedidos para realizar trabajos en pisos habitados por personas con síndrome de Diógenes.

¿Ha visto alguna vez una casa en la que moraba una persona con este padecimiento? Yo sí, y la he tenido que vaciar con las mismas manos que ahora teclean este post.

Camión entre la basuraEntre mis dos hijos y yo llenábamos en cada ocasión unos 4 contenedores de 6 m3, de esos que se utilizan en las obras para sacar escombros. Basura, basura y más basura introducida en cientos de bolsas, que luego había que bajar al mencionado contenedor. Horas, días… hasta vaciar el piso de todos los residuos acumulados.

Nunca lo he hecho, pero me imagino que vaciar un data-lake con información que ya no se considera importante debe ser más sencillo y cómodo que hacer lo propio con un piso. Sin embargo pueden tener un problema en común y es la existencia de cosas valiosas entre toda la basura acumulada, sea entre las paredes o grabada en discos duros.

En un piso en el que se aloja una persona con síndrome de Diógenes hay cosas que se deben conservar, bien por su valor sentimental, por su valor económico o por el valor jurídico. Estas cosas en volumen difícilmente superan el uno o el dos por ciento de todo el conjunto, pero ese uno o dos por ciento se encuentra perfectamente entremezclado con las cosas de las que hay que deshacerse sin ningún tipo de contemplación. ¿Ocurrirá lo mismo con los data-lake’s?

Si algún lector tiene conocimientos médicos o sicológicos a estas alturas ya estará dudando de la exactitud de mi exposición. ¿Realmente he lidiado siempre con casos del denominado síndrome de Diógenes, o en alguna ocasión a lo que me habré enfrentado es a un caso del llamado síndrome del acaparador compulsivo?

Esta disquisición técnica tiene poco que ver con el big data así que intentaremos pasar por ella con rapidez. Si acudimos a la nunca suficientemente valorada wikipedia veremos lo que es el síndrome de Diógenes “El síndrome de Diógenes es un trastorno del comportamiento que afecta, por lo general, a personas de avanzada edad que viven solas. Se caracteriza por el total abandono personal y social, así como por el aislamiento voluntario en el propio hogar y la acumulación en él de grandes cantidades de basura y desperdicios domésticos” [sic], y en cuanto al otro trastorno nos dice: “El síndrome de acumulación compulsiva, también conocido como el síndrome de acaparador compulsivo, trastorno por acumulación o disposofobia1 es un trastorno psicológico caracterizado por la tendencia a la acumulación de artículos u objetos en forma excesiva en referencia a cantidades socialmente aceptadas y la incapacidad para deshacerse de ellos, incluso si los objetos no tienen valor, son peligrosos o insalubres.” [sic]. Como podemos ver en el primer caso predomina el abandono personal sobre otras cuestiones (aunque se acumule basura) y en el segundo el trastorno está más centrado en la acumulación aunque también termine por tener problemas de abandono personal y riesgos para la salud.

Aunque lo que sucede en las empresas se aproxima más al síndrome del acaparador compulsivo que al de Diógenes en cualquier caso a nivel popular se confunden ambas patologías y se habla siempre de lo segundo y nunca de lo primero.

Cubos de datosIndependientemente de las cuestiones técnico-sanitarias lo que quiero destacar es la conveniencia de guardar con cierto orden y cierto tino los datos de una empresa. Si guardamos o acumulamos de cualquier forma y porque sí puede que terminemos teniendo que pagar por el espacio informático que debemos utilizar para después tener que pagar a alguien para que nos haga una limpieza… que también puede ser traumática.

Para terminar sólo recomendar el siguiente artículo que cayó en mis manos cuando redactaba este post “Impactos del Big Data y analytics en las compañías y nuevos retos de los analistas de negocio” Hablan entre otras cosas de “trasteros de información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *